viernes, 6 de noviembre de 2009

Ante esto nada que decir









Golondrinas: Aquí están él y su pareja; ella, herida y en condición fatal. Ella fue golpeada por un auto, cuando iba a posarse sobre la carretera. 


Aquí él le trajo alimento y la cuida
con amor y compasión.







Nuevamente le trajo alimento, pero se sorprendió al encontrarla ya muerta.
 
Él trató de reanimarla... ¡una actitud que casi no se ve en las golondrinas! 




Al darse cuenta que su amor ha muerto y que nunca más estará a su lado, él lanza gritos de dolor. 




Él se paró al lado de ella, entristecido por su muerte.





Finalmente, consciente de que ella jamás volvería, él permaneció al lado de ella, mostrando su tristeza y dolor.





Millones en todos los continentes han llorado viendo estas imágenes.  
Se dice que el que tomó las fotografías las vendió por casi nada al periódico más famoso de Francia.
El día que se publicaron las fotografías, se vendió hasta el último ejemplar del periódico. 

Viendo estas fotografías ¿todavía quedará gente que crea que los animales no piensan ni tienen sentimientos? 

2 comentarios:

Nereinha dijo...

Y de hecho parece incluso que estos animales tienen más corazón que algunos seres humanos.

debora dijo...

Parece mentira que con el cerebro tan pequeñito que tienen...
Pero al fin y al cabo son seres vivos y tambien merecen su huequito en este planeta