domingo, 27 de junio de 2010

Vive


Se que esto no va conmigo, cuando empecé el blog dije que contaría historias alegres con final feliz ( que son las que me gustan a mi), pero este caso se tiene que contar, mas bien lo pide a gritos
Entró el 24 de junio al albergue, creo que es uno de los peores animales que he visto entrar aquí.
Fue rescatado en Elche por una voluntaria, mal vivía en una casa de campo de la España profunda como dirian Pilar y Mónica, por la benevolencia de un hombre que lo dejaba en sus tierras, como dijo el, no era suyo pero le daba mendrugos de pan de vez en cuando
Se le puso el nombre de Vive, porque queremos que viva!!, las analitas, y la visita obligatoria al veterinario ya están, ahora solo hace falta saber que demonios le pasa, un diagnostico precoz nos orienta hacia una lehismania brutal y muy avanzada, pero hasta que no tengamos los resultados no se podrá valorar si podrá vivir o sería mejor sacrificarlo, de todas formas tiene muchas ganas de seguir adelante, increible, a saber lo que ha pasado este pobre animal a lo largo de su vida, y pese a ello es dócil y tiene buen caracter
El hombre que lo ha tenido, no lo ha llevado al veterinario, no lo ha alimentado correctamente, ni siquiera llamó a una protectora para que lo curaran, eso si, según su punto de vista es un buen samaritano, porque lo dejaba mal vivir en sus tierras
En fin,,, que cada cual juzgue por su cuenta y siento mucho tener que poner su foto pero era y es necesario ver como el ser humano sigue haciendo de las suyas
La foto no es muy buena, pero no tengo estomago para retocarla, ni tampoco ganas
Le falta la nariz, labios y su cara ha perdido todo el pelo, tiene trozos de oreja y su estado general es bastante malo
Yo de momento cuando vaya al albergue no lo sacaré, de eso se ocupan personas que tienen mas entereza que yo, porque si lo veo todo mi mundo se irá abajo y volveré a ver al ser humano como un monstruo de siete cabezas, que destruye todo lo que tiene a su alrededor porque este mundo es suyo y de nadie mas

1 comentario:

Arantxa dijo...

Hoy le he visto por primera vez, dormidito en su jaula. He agradecido mucho que la cura se la haya hecho otra voluntaria porque me puede la pena, y el miedo de hacerle daño al limpiarle la piel y las heridas.
Al verle tumbado, una no sabe si es un cadáver en descomposición, hasta que ves que respira y dices anda si vive! y ya lo creo que está vivo, y luchando: come con muchas ganas, se aferra a la vida aunque la vida lo haya tratado mal. Espero que tenga cura, porque por larga que sea la recuperación él está dispuesto a aguantar curas, tratamientos y lo que sea...