miércoles, 23 de julio de 2008

Dia de luto

Hoy es un día de luto para mi. Como todos los miercoles me levanté temprano y me fuí al albergue, se avecinaba un día de calor, a las siete de la mañana el calor ya era palpable, cuando llegué al albergue Sigrid no estaba visible, así que me animé a saltar la verja. Mientras iba de camino a las jaulas de los perros grandes iba mirandolos, todos impacientes, contentos de verme.
- Que limpias estan las jaulas. Pensé para mi, hoy será un buen día.
Los primeros perros que saco son los que no se hacen nada en la jaula, pobrecillos, los ves desesperados, mirandote para que les abras las jaulas, al poco llegó Monica con una amiga que se había animado a ayudarnos
Así iba transcurriendo la mañana, sacando los perros y limpiando las jaulas, hasta que me topé con una que ponía Silvan
- Vaya tenemos un nuevo huesped, le dije a Monica. Abrí la puerta, el perro llevaba un collarín y estaba de espalda, lo llamé y cuando me miró creí que me daba algo
Mi primera reacción fue vergonzosa, me arrepiento de como actúe,le cerré la puerta, pero hasta que las cosas no ocurren nunca sabes como vas a responder.
A Silvan no se le veían los ojos, los tenía llenos de pus, y su lenguaje corporal era de total falta de energía.
Me alegro que estuviera Monica conmigo, ella mantuvo la calma, a mi ya se me escapaba un manantial de lagrimas, cogió una correa, se la puso y lo sacó a pasear, tambien le hizo la cura en los ojos y en tres agujeros que tenía en la cara.
Se que ayer mismo dije que no escribiría nada triste porque no me gusta, no le veo la razón, pero algo dentro de mi me hace escribir estas lineas, estoy triste, muy triste de pensar que la persona que le hizo esto al perro pueda pertenecer a la raza humana, iba a poner la foto de Silván pero para mi es demasiado impactante, le estoy dando vueltas al asunto, ahora estoy mas tranquila aunque me siguen resbalando las lágrimas
Le doy vueltas porque me gustaría hacer algo, por él y por todos como él, aunque no se qué, no se puede denunciar porque evidentemente no se conoce al dueño.
Las voluntarias y voluntarios ya estamos hablando pero esto es como todo, las leyes estan muy mal, no existe control, ni practicamente multas, ni siquiera una concienciación de los españoles en el maltrato ( de que hablo si ni siquiera pueden frenar el asesinato de mujeres en manos de sus maridos, novios...)
Así que en estos momentos estoy intentando recuperar los trocitos de mi corazón que se ha partido y volver a creer en el ser humano, encontrar mi optimismo y mi alegría, porque en estos momentos no lo encuentro.
Mientras escribo estas lineas tengo a Sort a mis pies, me gusta sentirlo cerca y el sabe que tiene que estar a mi lado, porque nota cuando estoy mal, es increible lo que pueden darte sin ni siquiera decirles nada.
Por último decir que no se sabe si Silvan perderá los ojos o no, bueno el tiempo lo dirá, pero que no sea por nuestra parte, estoy segura que todos los que estan en le albergue le darán todo el cariñó y atenciones

2 comentarios:

nat dijo...

Buenas noticias Debora, esta tarde Silvan estaba mejor, ha venido Belen a ayudarnos a drenarle la cara y ha notado la mejoria, ya que ella lo vio tambien ayer... le hemos visto los ojillos, levantandole los parpados llenos de pus, y puedo asegurar que los tiene, preciosos e intactos, era extraño mantenerle los parpados levantados con nuestras propias manos para que el pobre nos viera por unos segundos... tb ha movido el rabito cuando ha sentido, supongo que por el olor, a Perdita, la dalmata, pasar por su lado... ha comido agusto y ha dado un buen paseo, en fin, estoy segura de que se recuperara, muchos de los perros que ahora estan sanos y felices llegaron igual o peor, con propostico mucho peor, que Silvan¡ y cuando los ves recuperarse y dispuestos a da tanto amor, eso te llena de energias y le da sentido a todo esto, ya lo veras¡

besos y animo

debora dijo...

Gracias Nat, esto que a ocurrido era una de las cosas que me aterraba ver cuando entré de voluntaria, y lo que me hace replantearme muchas cosas, hoy he ido al rastro que hace Asoka por el mercadillo de babel y he intentado no pensar en Silvan
Ya veremos mañana cuando vaya al albergue