viernes, 15 de enero de 2010

Cuarta casa para Vince

Vince fue encontrado este verano por unos voluntarios, por aquellos entonces tendría unos cuatro meses mas o menos y ya despuntaba maneras de que sería un perro grandote, no llegó a entrar en el albergue, porque como os podéis imaginar no había sitio, así que los voluntarios lo tuvieron en su casa hasta encontrarle un hogar

El primero llegó gracias al hermano de otra voluntaria, desgraciadamente el perro que tenian no lo acepto por lo que volvió a la casa de acogida, luego apareció un matrimonio, todo iba bien, los meses pasaban y esa era buena señal, hasta que lo devolvieron porque decían que era agresivo, cundió un poco el panico en el albergue porque muchas personas por mucho que quieran a los animales les tienen miedo, pero gracias a algunos se pudo comprobar que de agresivo nada de nada, solo es que pesa unos 60 kilos y es un poco bestia

Tras su devolución otra familia de una voluntaria se ofreció a tenerlo con posible adopción, pero volvemos a la misma historia, lo devolvieron pero por otra razón, se escapaba, por mucho cuidado que tuvieran siempre se les escapaba
Y llegamos a la cuarta familia, en este caso no son dos sin tres, sino, tres sin cuatro
Esperemos que sea la definitiva

Por norma general, los perros grandes suelen ser mucho mas tranquilos, Vince por ejemplo con unas cuantas carreras necesita irse a dormir la siesta y reponer fuerzas
En esta ultima foto están los folloneros Bethoven y Chucky, creo que no se han dado cuenta del tamaño de Vince ni del suyo propio jajaj, aunque Vince es mas curioso que otra cosa y su compañero Gobi (el de la derecha) es un cachorro y lo único que quiere es un compañero de juegos

2 comentarios:

Desdichado dijo...

Suerte Vince. Eres un perro muy bonito.

Arantxa dijo...

Pues vamos a por la quinta familia. La cuarta familia lo ha devuelto porque no se llevaba bien con las yeguas que tenían...
En fin, es un perro tan bonito que la gente se enamora de él a primera vista y se lo quiere llevar, pero luego no se dan cuenta de que para controlar un perro tan grande hay que dedicar mucho tiempo a que aprenda órdenes y obedezca, y hay que hacer mucho ejercicio con él, y llevarlo a pasear fuera de tu jardín para que no se aburra, por muy grande que sea tu jardín, él lo recorre en dos zancadas, jejeje