lunes, 31 de mayo de 2010

La vida sigue


videoMe voy haciendo a la idea de que Bruja ya no esta, hoy he estado en el albergue e inevitablemente los ojos se han movido a su jaula, ha dejado un gran vacío en mi vida, quizás porque siempre pensé que acabaría sus últimos años conmigo, pero.... lo que siempre digo: Si tiene que ser para mi, volverá y sino, seguro que es feliz en otro hogar
Ahora quiero centrarme en Rex, siiii ya lo sé, soy un poco cansina con el tema, pero es el único que queda del viejo albergue, este es un vídeo que le hice con mi compañera Bruja
Rex es mucho mas complicado, pese a que llevamos casi un año con el, aún no he conseguido su confianza, también es cierto que nunca me lo he llevado de viaje, será porque tiene muchos inconvenientes, el primero, no me fio de el, después esta el tema de Sort, tampoco me fio, y si no hay confianza mal vamos
Pero quiero intentarlo, ya se que cuando muerde no mata, así que por ese lado estoy tranquila jajaj, quizás me lleve algún mordisquito pero no será nada de gravedad y también ya va siendo hora de que alguno me deje algún recuerdo, en estos dos años de momento ninguno me ha mordido, así que alguno tendrá que ser el primero
Voy a intentar otra cosa con él, quiero sacarlo del albergue, llevarlo a un sitio nuevo, con Bruja funcionaba, se volvía otra perra, a ver que tal con Rex,
No penséis que soy irreflexiva, llevará bozal, uno de loneta para que le sea mas cómodo y también compraré una cuerda larga, porque quiero que se acostumbre a venir cuando le llamo
Bueno, desearme suerte y mucha energía positiva, que es lo que necesitamos, ahhh y si alguien se anima a venirse será bienvenido, porque desgraciadamente mucha gente le tiene miedo y creo que nadie se atreverá
Pero pasito a pasito y el primero es que suba al coche, con eso ya me conformo... de momento

1 comentario:

Arantxa dijo...

Pues sí, todo fluye, nuestro Rex sube al coche, vas encontrando gente que nos prestamos a acompañarlo en sus paseos, y vamos sumando la energía de cada vez más gente para dar con esa persona ideal que lo quiera para siempre. Sólo llevo un año en Asoka, pero he aprendido que cada perro tiene su dueño, aunque a veces tarden en encontrarse...