martes, 5 de octubre de 2010

Siguiendo la historia de Vive

Han pasado ya algunos meses desde que Vive aterrizó en el albergue, nadie daba un duro por él, venía medio muerto, practicamente no andaba, porque no tenía fuerzas para ello. Su energía era nula, solo quería dormir y que lo dejaran en paz
Pero con cariño, dedicación y mucho empeño ha vuelto a renacer, porque sin duda era lo que quería, quería darnos una lección de vida, de fuerza, y sobretodo enseñarnos que todo es posible
Aquí va un pequeño video en el patio del albergue, se le ha estabilizado la lehismania, aunque siempre será un perro raro, será nuestro Vive, el que nos enseñó que todo es posible
Ahora quiere un hogar, personas que le traten con dignidad y cariño.
video

No hay comentarios: