domingo, 6 de febrero de 2011

Se acaba el tiempo para Rex



videoEs lo que tiene el miedo humano, no deja avanzar, nos estancamos y no queremos ver mas allá
Pese a los notables progresos del chiquitin, la gente sigue sin darle una oportunidad, no ven mas allá del miedo irracional y así es imposible que Rex avance
La foto es de hace casi dos años, fue mi primer acercamiento en el patio, como veis, su postura no era buena, estaba preparado para salir corriendo ante cualquier movimiento extraño de mi parte, siempre se recomienda que cuando estemos frente a animales con mucho miedo se les acaricie por la parte de debajo, mas adelante cuando coge confianza puedes hacerle casi de todo
Los días y semanas van pasando y Rex sigue durmiendo todas las noches en su jaula, agradeciendo cada momento que vive fuera del albergue, pero sigo intranquila, conozco a Rex, lo hemos expuesto a infinidad de retos y siempre se ha comportado bien, pero no puedo asegurar que haría si se siente acorralado y no saben como tratarlo, ese es mi miedo, no un miedo irracional sino nacido y germinado viendo como por mucho que se quieran a los animales ciertas personas actúan irreflexivamente y claro, la última consecuencia siempre deriva en el animal
Ya de por si, tenerlo en el albergue es una loteria porque muchas personas lo querrían fuera y me da la sensación que estan esperando un error de Rex para por fin poder perderlo de vista
No suelo pedir casi nunca cosas, bueno no es verdad, siempre pido dinero para el albergue jajaj, me refiero a los animales, os pido que corrais la voz, que busqueis a alguien que realmente quiera a este animal, no a cualquiera, desgraciadamente hemos descartado algún adoptante por diversos motivos pero el fundamental es que no veíamos que fuera la persona adecuada
Rex tiene que salir ya del albergue, es su hora y su momento
Aquí os dejo un comentario de una voluntaria que lo escribió en su ficha de la pagina web de Asoka, me ha emocionado:

¿Puedes ayudarle?

Una persona fué la que hizo que Rex viva sufriedo miedo y desconfianza hacia el ser humano, ojalá otra persona haga que recupere la fé en nosotros y le haga sentirse seguro y feliz en este mundo dándole la oportunidad que se merece. Rex es obediente e incluso los voluntarios que lo conocen desde hace tiempo lo pasean sin correa y se porta fenomenal, nunca se aleja demasiado y siempre está pendiente de dónde estás, en cuanto le llamas viene corriendo a tu lado. La desconfianza que siente es de ser maltratado de nuevo, de ahí el miedo que sufre, pero no tiene actitud negativa hacia las personas. Si quieres puedes venir a conocerle y dar un paseo con él en compañía de alguno de nuestros voluntarios, Rex necesita acostumbrarse a estar cerca de las personas para recuperar la confianza en si mismo que se le arrebató ya desde cachorro.


1 comentario:

Arantxa dijo...

No lo entiendo, a mí me ha costado mucho acercarme a Rex, si los demás voluntarios supiesen lo liberador y gratificante que ha sido sentarme tranquila a su lado, dejar que me huela y ver que él también puede estar tranquilo a mi lado, se pelearían por sacarlo y estar con él... Este perro me ha ayudado muchísimo, es una lástima no tener una varita mágica para atraer a esa persona ideal...