jueves, 10 de septiembre de 2009

Haciendo trampas con Draki

...Y es que no os conté toda la verdad, cuando me escribió Mariano un comentario me di cuenta que había omitido un dato muy importante, contaba con la ventaja que Draki llevaba un collar isabelino, que es una caperuza para las heridas y es que esta recién esterilizado
Sin embargo, para prevenir, porque intento controlarlo todo dentro de mis medidas, entre con la escoba, mas como bloqueo, por si mordía que como defensa
El resultado estuvo bien, me gruño al principio pero luego pude ponerle la correa
Me recuerda un caso que tuvimos, se llamaba Lucky, este tipo de perros no son malos sino que emplean la boca, mejor dicho los dientes cuando no quieren hacer algo, no los definiera cobardes, mas bien dominantes o que quieren imponer su voluntad, de todas maneras lo tenemos complicado con el, porque para poder controlarlos o cambiar su conducta se necesita mucha paciencia y sangre fría

No hay comentarios: