viernes, 12 de noviembre de 2010

El declive de Rod


Hay perros que inevitablemente cuando entran en el albergue sufren bastante, unos desarrollan conductas obsesivas, otros ansiedad y otros como Rod adelgazan de una manera alarmante. Su problema es que cuando se le da la comida engulle y no come, y eso provoca que lo devuelva al cabo de poco tiempo
Hemos intentado darle de comer con la mano, dividirle la ración en varias tomas a lo largo del día, pero Rod sigue adelgazando. El veterinario dice que tiene el esófago inflamado, pero que está sano.
Así que lo último que se nos ha ocurrido o mejor dicho, se les ha ocurrido a unos voluntarios es sacarlo de la jaula para intentar eliminar la ansiedad y con mucha paciencia darle de comer en pequeñas raciones, de momento la cosa va bien, porque no ha devuelto, crucemos los dedos para que sea algo esporádico y no cotidiano
Rod es un perro enorme, muy sumiso con las personas y extremadamente bueno, un oso grande, como solemos llamar a estos grandullones bonachones y fieles
La primera foto es cuando entró en el albergue, el video es de una voluntaria enseñándonos que es posible controlar a este mastodonte con un poco de autoridad y disciplina
video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por la gran información! Yo no habría descubierto esto de otra manera!

Anónimo dijo...

Esto fue muy interesante. Me encantó leer lo